Así cambió una cuchara de madera la vida de Jordi Cruz

Todos tenemos sueños por cumplir. Sobre todo los niños. La gran diferencia está entre aquellas personas que se conforman con soñar, y quienes luchan por hacerlos realidad. Gracias al Proyecto Sonrisas de Orbit, el cocinero Jordi Cruz estuvo con los niños y niñas del centro de Aldeas Infantiles SOS, acompañado de la actriz Hiba Abouk y del futbolista Carles Puyol, para contarles sus Historias que brillan y cómo tener confianza en uno mismo.


La cuchara de madera


Hay quien tiene las cosas muy claras ya desde la infancia. Jordi Cruz no era una de estas personas, dudaba sobre qué camino seguir. Pero su vocación con los fogones estaba ahí latente, esperando a ser descubierta. Un día, estando su madre enferma, Jordi decidió tomar la iniciativa y ponerse al mando en la cocina. Armado con una cuchara de palo, se puso de lleno en la elaboración de una de las especialidades de su madre, patatas con judías y pescado al vapor. Al probarlo, ella lo tuvo claro: “Hijo, tú serás cocinero”. Él también lo vio claro, había encontrado su vocación. Así de emocionado lo cuenta:

Luchando por su sueño


Aquel detonante le sirvió al pequeño Jordi para esforzarse día a día en sus habilidades culinarias. No hace falta ser el mejor en todo, pero cuando descubres esa parte de ti que disfrutas y que se te da bien, con la entrega y la confianza necesarias, todo es posible. Objetivo logrado: Jordi Cruz es hoy en día uno de los cocineros con mayor reputación en nuestro país. Hoy en día puede decir con una sonrisa que su sueño de niño se ha hecho realidad.

Inspirando a los más pequeños


La historia Jordi Cruz es motivo de inspiración para todos aquellos niños y niñas que tienen un sueño por cumplir. Así lo ha explicado ante su joven audiencia en la sede madrileña de Aldeas Infantiles SOS, donde ha estado para motivarles con su historia personal, enseñándoles el valor de la confianza en uno mismo y la importancia de tener una sonrisa sana –y aprendiendo de ellos también. Dentro del Proyecto Sonrisas de Orbit, las niñas y los niños de Aldeas Infantiles SOS han colaborado con sus dibujos en una publicación en la que han plasmado sus sueños y aspiraciones.



Porque todos tenemos Historia que brillan. Para los más pequeños, puede que esas historias estén aún por descubrir. Lo que ya han descubierto es que una sonrisa sana no es solo cuestión de salud, sino que también ayuda a generar confianza en uno mismo. Consiguen crear una actitud ante la vida, y no hay actitud más positiva que la de regalar sonrisas.